Somos fans absolutos del chocolate, sobre todo los niños. Ya en su día fue todo un éxito la nocilla casera (he variado un poco la receta ahora y en vez de choco negro lleva cacao en polvo puro, leche de avena y dátiles) imagínate la tranquilidad que me da a la hora de desayunos y meriendas saber que no están tomando nada raro y que además es saludable porque no lleva azúcar. Ellos pueden tomar algo dulce pero sin que lleve tantas porquerías como lo que compramos en supermercado. 

 

Obviamente en nuestros desayunos y meriendas no podía faltar la receta del brownie de boniato, receta original de Las delicias de Ella que ya te hablé de su libro hace un tiempo. Un brownie super saludable.

 

Si te digo que no lleva azúcar y harinas refinadas y sólo 4 cucharadas de cacao negro y está para morirse ¿me crees? pues como te lo cuento. Mira los ingredientes:

 

600 gr. de boniato

14 dátiles

80 gr. de almendras molidas

100 gr. de harina de trigo sarraceno

4 cucharadas de cacao en polvo puro

3 cucharadas de sirope de ágave

Una pizca de sal (yo uso la rosa del Himalaya)

Primero cocemos el boniato hasta que quede blandito. Una vez cocido lo trituramos con los dátiles hasta que quede todo cremoso.

Cuando tengamos la mezcla le añadimos el resto de ingredientes y batimos todo bien.

Al horno unos 30′, hasta que al pinchar salga limpio el tenedor, después dejar enfriar y reposar para que compacte.

La masa queda muy pegajosa y algo seca pero una vez horneado el brownie no queda seco como otros que se deshacen, queda compacto, jugoso y tremendamente rico.

A los niños les encanta porque sabe a chocolate, es suave y a mi me gusta todavía más porque no están tomando ni harinas ni azúcares refinados y la base de la receta es una hortaliza.

Son pequeños pasos diarios hacia una alimentación saludable y consciente.

Además es una forma más de consumir dátiles, aunque ojo al comprarlos porque muchos traen entre los ingredientes glucosa. Yo siempre elijo los que son dátiles y nada más y si tengo que comprar de los otros los meto un rato en agua, para que suelten todo ese azúcar añadido. Aunque ya te digo, que a no ser en caso de emergencia que los necesite para una receta y no haya, siempre siempre compro los que no traen nada añadido.

¿Qué te parece la receta de brownie de boniato? La pinta es buenísima y el sabor… lo pruebas y me cuentas, ¿vale?