Después de visitar el Dinoparque de Lourinha nos fuimos a conocer Óbidos. Había oído hablar muy bien de este pueblo y no ha decepcionado. Junto con Monsaraz han sido los dos pueblos más bonitos de nuestro Road Trip Portugués.

Hay un área para autocaravanas al lado del acueducto de Óbidos. Tiene para llenar y vaciar pero (por lo menos cuando estuvimos nosotros) está bastante descuidada. Nosotros la utilizamos para hacer el vaciado y llenado pero aparcamos en una explanada que esta en dirección al castillo. (tienes las 2 ubicaciones en el post donde te cuento la ruta).

Nada más entrar nos encontramos con la Porta da Vila, donde se encuentra representada la Pasión de Cristo a través de azulejos blancos y azules.

En cuanto cruzas la puerta parece que te hayas transportado a la época medieval o a un capitulo de Juego de Tronos 😁. Aunque muy llena de turistas (los normal en esta época) pasear por sus calles, ojear las muchísimas tiendas de porcelana, recuerdos, etc. es una auténtica maravilla. 

Se puede bordear la ciudad por las murallas pero nosotros no lo hicimos porque, además de no ser un trayecto fácil no tiene medidas de seguridad para niños pequeños.

En Óbidos se encuentra la Iglesia de Santa María, donde se casó el rey Alfonso V con su prima Isabel en 1444. Dato curioso: ella tenía 8 años y el poco más de 10 😱.

Una de los sitios que más nos fascinó es la Iglesia de Sao Tiago reconvertida en librería.

Calles empedradas, murallas… un destino ideal para viajar con niños. Ellos se lo pasan fenomenal correteando y nosotros damos un paseo tranquilo disfrutando del entorno.

No podíamos volver a Galicia sin visitar Aveiro (la Venecia Portuguesa).

Antes pasamos por Costa Nova (famosa por sus casitas pintadas a rayas) que nos gustó mucho para dar un paseito y hacernos fotos en las casitas.

En Aveiro hay un área de autocaravanas (enlaces en el primer post de las vacaciones) muy cerca del centro. Estaba muy lleno y para autocaravanas largas la maniobra al estar a tope puede ser un poco complicada. Aún así dejamos allí la AC y nos fuimos a conocer el pueblo.

Super bonito ver las góndolas por el canal, a los niños les encantó.

Además coincidió con el Festival dos Canais con conciertos, espectáculos, las calles decoradas… nos quedó pena de no poder quedar más días para disfrutarlo un poco más.

Y la última ciudad que visitamos fue Viana do Castelo.

Imperdible la visita al Santuario de Santa Luzia. La mejor forma se subir con los niños es en el elevador. Les va a encantar y las vistas son muy bonitas. Pagamos 9€ por los 5 ida y vuelta.

Desde el monte de Santa Luzia podemos disfrutar una panorámica del Rio Limia y el valle impresionante, de hecho está considerada la 3ª mejor del mundo por la Revista National Geographic.

Una vez visitado el Monte de Santa Luzia nos tomamos algo en la Pasteleria Caravela en la Plaza de la República y después nos dirigimos a los Jardines de la Marina donde hay un parque infantil para los niños con tirolinas. Un parque grande en el paseo fluvial donde los niños se lo van a pasar fenomenal.

El casco histórico de Viana es muy bonito y fácil de pasear con los niños. No tiene cuestas como Oporto y es bastante tranquilo.

Y hasta aquí nuestras vacaciones en autocaravana por Portugal con los niños. Esa noche dormimos muy cerca de Vigo, en Vila Nova de Cerveira. Otro pueblo del que ya os hablé en el blog. Cenamos en el Café Central. Muy amables y todo muy rico (los bifinhos con cogumelos están de muerte!).

Fue una aventura genial, nos ha encantado (todavía más) Portugal y estamos deseando seguir visitando sus rincones. Hasta el siguiente viaje en autocaravana nos conformaremos con excursiones por la zona norte en coche.

 

Resto de nuestra ruta por Portugal aquí:

Portugal con niños en autocaravana

Portugal en autocaravana: Évora y Monsaraz.

Portugal en autocaravana: El Alentejo Litoral.

Portugal en autocaravana: El Algarve.

Portugal con niños, Dinoparque de Lourinha

 

little nana