El Tangram es un juego de origen chino que consiste en formar siluetas de figuras encajando las 7 piezas.

Entre los beneficios que proporciona, además de pasar un rato divertido, esta el desarrollo de habilidades tales como : la atención, orientación y estructuración espacial, coordinación visomotora, memoria visual, percepción visual, etc.
 
Ya que es un juego muy completo y a mi me encanta hacer el material y los juegos para los peques me puse manos a la obra y les hice un tangram a cada uno. Con distintos niveles de dificultad según edad.

Los materiales que necesitamos para este DIY son:

  • Plantilla de las piezas del tangram y de las figuras.
  • Corcho.
  • Papel imantado.
  • Cinta de doble cara.
  • Forro transparente.
  • Tijeras, cutter.
 
Diy-tutorial-tangram-ninos

 

Cortamos todas las piezas de papel y después las trasladamos al corcho y al papel imantado. Las piezas de papel las plastifiqué para darles una mayor durabilidad. Una vez que tenemos todas las piezas cortadas, con la cinta de doble cara las pegamos.

 

 

Yo utilicé el corcho para poner entre el papel y el imán (no sería necesario) para darle más consistencia y facilidad de agarre.

 

A Continuación plastifiqué las fichas con los ejemplos, no es necesario pero por lo que os comentaba antes, así duran más.

Ya tenemos nuestro tangram listo. Para poder llevarlo de viaje y guardarlo compré un par de cajas metálicas con dibujos chulos, de ahí la necesidad de imantar las piezas.

 

Las fichas con los ejemplos las hice de dos tipos: unas con las siluetas en negro con y sin separación de las piezas, para que no sea tan fácil saber que piezas son las que utilizar, al no poder guiarse por el color sino sólo por la forma y otras en los distintos colores de las piezas para que sea más fácil y sirva de entrenamiento previo. Estas últimas son las que va a utilizar el peque porque todavía tiene 3 años.
 
Este diy también se podría hacer sin el imán si no queremos sacarlo de casa, también utilizar una caja de madera o simplemente una madera y pintarla con pintura de imán para que quede más rústico…. las posibilidades son muchísimas.
 
Yo elegí hacerlo en caja metálica aunque en principio iba a utilizar una madera como tablero por el tamaño y la posibilidad de llevarlo con nosotros en vacaciones. Así las largas horas en carretera son un poco más llevaderas.

 

 

Ya veis que ciencia no tiene ninguna y si no os apetece comprarlo tenéis esta opción fácil, rápida y barata de hacerlo.

 
¿Qué os parece? ¿Conocíais el tangram y sus beneficios?