Este verano no ha sido tan bueno como el anterior en galifornia, así que a falta de playa y aburridos ya del parque, un plan fantástico para ir con los peques es ir al monte a recoger moras. Además es una ocasión fantástica para respirar aire puro, hacer ejercicio y que los peques estén en contacto con la naturaleza.
 
Un día nos cayó una buena y acabamos empapados como pitos, pero tuvimos suerte y al final ¡recogimos un par de kilos!

 

 

Planes con niños recoger moras

 

Claro está que los peques recoger moras sólo un ratito… en seguida se cansan, sobre todo cuando están muy metidas o muy altas y no las pueden coger. Así que ellos se dedicaron a otros “menesteres”…. 

Planes con niños recoger moras

 

ya os podéis imaginar como se lo pasaron, sobre todo cuando les dejamos saltar en los charcos de barro como Peppa Pig, pero en vez de con botas ¡con tenis! tuvimos que meter su ropa en una bolsa al llegar al coche porque ¡era imposible meterlos dentro del coche así!

 

 

Planes con niños recoger moras

 

Al final después de dos horas de caminata acabamos recogiendo las moras así

 

Planes con niños recoger moras

 

El resultado fue una mermelada de moras riquísima y además es súper fácil de hacer, ¡mis desayunos ahora son mucho más naturales! 
 
Sin duda una experiencia fantástica y que además se puede hacer en otras épocas y en vez de moras recoger piñas, hojas, flores o simplemente respirar y hacer un poco de ejercicio en familia.