A que niño no le gusta disfrazarse? Batman, Capitán América, Wonder Woman, Hada, Princesa, Bruja, Pirata…. no hay niño al que no le guste, aunque sólo sea para jugar en casa.

Desde hace una temporada los disfraces de superhéroes son los preferidos pero realmente cualquier cosa les sirve para inventar una historia (unas alas, una capa, un tutú….).

Y es que disfrazarse tiene muchísimos beneficios para los niños más allá de pasar un buen rato.

Les permite ponerse en la piel de otra persona lo que facilitará la empatía, además de poder interpretar otros papeles, les dará la posibilidad de adquirir destrezas para la vida real.

Asimilan mejor las normas al interpretar distinto roles.

Les ayuda a superar la vergüenza y mejorar sus habilidades comunicativas.

Les ayuda a expresar sentimientos y a nosotros como padres, a través de la observación de su juego, conocer un poco mejor su “mundo emocional”.

También nos permite saber como perciben el mundo y a las demás personas. Esta información es muy valiosa, al igual que cuando juegan con muñecas/os cuando se disfrazan de nosotros o de otras personas podemos detectar comportamientos nuestros o de su entorno que sea necesario cambiar o potencias (no todo tiene porque ser siempre negativo)

Potencia la creatividad, la imaginación y les ayuda a ser más espontáneos.

Y por supuesto se divierten, relajan tensiones y son más felices. Basta con ver la cara de mis hijos cuando abrí el paquete y vieron sus disfraces nuevos.

Hemos probado los disfraces para niños de Vegaoo y he quedado muy contenta. Tienen una selección muy amplia de disfraces para todas las edades además de accesorios, los precios son aptos para cualquier bolsillo (lo cual se agradece cuando son varios niños) por ejemplo de un mismo personaje tienes varias opciones de precio, hasta 60 días para hacer devolución y envío en 2/3 días.

La atención ha sido en todo momento perfecta, los disfraces son de buena calidad y las tallas se corresponden bien.

Alex lleva el traje de Wonder Woman en talla 9/10 (cumple 10 años en noviembre) y Pablo lleva el de Capitán América talla 7/8 (cumple 7 en diciembre).

Cualquier época del año es buena para disfrazarse pero en vacaciones con tanto tiempo libre, ¡mejor!

little nana

 

*Post en colaboración con Vegaoo.