La actividad de esta semana está dirigida a los más pequeños y al desarrollo de la coordinación visomotora y la motricidad fina. Cada edad tiene unas necesidades educativas diferentes y una serie de destrezas propias que se deben aprender y perfeccionar.Mi hijo el pequeño este año empezó el cole y además es de los más pequeños de su clase (nació el 27 de diciembre) así que en casa dedicamos un tiempo cada día a practicar la coordinación y motricidad, ya que las diferencias con algunos compañeros que ya tienen los 4 años son grandes.

Las actividades van dirigidas a adquirir fuerza en las manos y una buena coordinación ojo-mano, la base para poder llevar a cabo un montón de actividades diarias con facilidad, algunas de las que solemos hacer son cazar pompones, collares, cortar con las tijeras, etc.


Algo muy importante en los niños de estas edades es aprender a hacer cosas que les proporcione autonomía, como saber abrocharse y desabrocharse los botones.

 para ello le preparé una “manta de botones”, sólo necesitamos fieltro de colores y botones de distintos tamaños y color.

 

Recurso educativo motricidad fina

 

He utilizado distintos tamaños y colores para que la actividad no se reduzca sólo a abrochar y desabrochar sino que también practique la asociación de tamaños y colores.

 

 

recurso educativo motricidad fina

 

recurso educativo motricidad fina

 

 

recurso educativo motricidad fina

 

Comenzamos por los más grandes y por lo tanto el nivel de dificultad menor. Este tema es muy importante. Si al comenzar una actividad con distintos niveles de dificultad empezamos por el mayor las posibilidades de que no sea capaz y por lo tanto quiera abandonarla son también mayores, así que es bueno comenzar poco a poco para que vaya ganando confianza en si mismo. 

 

recurso educativo motricidad fina

 

 

Antes de comenzar debemos explicarle como es la actividad, que tiene que emparejar por tamaño, color, etc. y una vez comenzada intentar no intervenir para que pueda estar relajado y buscar soluciones por si mismo.

 

 

Recurso educativo motricidad fina

 

Cuando llegamos a los botones más pequeños hubo varios intentos de “abandono”, reconozco que usé botones MUY pequeños, así que me limité a volverle a enseñar los pasos haciéndolo yo para que viera donde colocar las manos. Sin duda lo mejor de todo fue su sonrisa y el brillo en los ojos cuando vio que podía hacerlo perfectamente.
 
Hay mil y una actividades que podemos hacer con los peques para practicar la coordinación visomotriz y la motricidad fina, los beneficios son muchísimos y es la forma de preparar el camino para cuando empiecen a leer y escribir en el cole.